Top menu Spanish

Living Peace Conference Closing Day 2016
"Mi imperio de sueños se derrumbó"
Martes, Junio 13, 2017

Bhavna Shah es una australiana nacida en India. Fue una de las anfitrionas y organizadoras de la conferencia 'Living Peace' (Viviendo la Paz) de 2016. Al compartir esta experiencia nos llevó a todos a la incómoda realidad de donde el perdón es a menudo más necesario, trayendo la práctica lo que significa vivir la paz en el hogar y la oficina donde la mayoría de nosotros estamos.

Bhavna Shah¿Has tratado al perdón como un precioso anillo de diamantes que siempre se guarda en la caja fuerte para usarlo únicamente en ocasiones especiales? El perdón suena como un pesado, elevado y gran ideal, como para “llevarlo puesto” siempre. Y yo pensaba que estos elevados ideales son idóneas para las personas que buscan paz interior en países devastados por la guerra o países golpeados por el terrorismo o por personas en situaciones violentas.

¿Qué tan equivocado estaba yo?

Déjenme llevarlos 15 años atrás, cuando era relativamente nueva en Australia. Tuve la suerte de encontrar un trabajo como representante de servicio al cliente con relativa rapidez, pero no logré pasar el período de prueba. Me dijeron que yo hablaba demasiado con los clientes. ¿Pueden creerlo? ¿Pueden creerlo? Ahora puedo reírme de eso, pero en ese entonces estaba devastada. Mi ego estaba por los suelos. Empecé a elaborar estrategias sobre cómo convertirme en millonaria y demostrarle al mundo de lo que era capaz.

Hablé con mi esposo y le anuncié......... voy a convertirme en distribuidora de productos de belleza Avon y me haré millonaria. A él no le pareció buena mi idea, pero a mí no me importó. Mi mejor amiga me apoyaba, así que fui construyendo mi imperio con techos de vidrio muy altos. Después le conté a otra amiga y con todo desprecio simplemente me dijo, "Yo no uso Avon". Todo lo que lo que me dijo después lo escuche como distante y en cámara lenta. Los cañones se dispararon a lo lejos y mi imperio de sueños se derrumbó.

La borré de mi lista de mis amigas. Empecé a rechazar invitaciones a las fiestas donde sabía que estaría ella. Me sentiría ardor y nudos en el estómago tan pronto como alguien mencionaba su nombre.

15 años más tarde me di cuenta de que había hecho una montaña de un grano de arena. Debido a mi baja autoestima en ese momento, había perdido mi confianza en mi capacidad y me sentía fracasada. Percibí su rechazo al producto como un ataque personal cuando todo lo que ella intentaba transmitirme era que su piel es sensible y ella no puede utilizar muchos de los productos que hay en el mercado.

15 años más tarde la busqué y le pedí perdón por mi reacción por algo de lo cual ella ni siquiera recordaba.

He aprendido de mi experiencia que la manera más rápida de acabar con el sufrimiento es perdonar y pedir perdón. Para citar a Louie Smedes, "perdonar es liberar al prisionero y descubrir que el prisionero eras tú".

 

Bhavna Shah, Australia