Top menu Spanish

Renacimiento de Camboya
HISTORIA
 12 EJEMPLOS
Chea Vannath and victims of a Khmer Rouge torture centre in Cambodia (Photo: Mike Brown
 Chea Vannath y las víctimas de la tortura de los Jemeres Rojos en Camboya (Foto: Mike Brown)
Renacimiento de Camboya

Veintitrés años de guerra civil, seguido por el genocidio y la ocupación extranjera, costó entre dos y tres millones de vidas en Camboya. Mucho antes de los acuerdos de París de 1991, lo que permitió el retorno de la paz en Camboya, los equipos de Iniciativas de Cambio en Francia, Australia y los Estados Unidos mantuvieron amplios contactos con los camboyanos en el exilio. Gracias a estos contactos llegaron peticiones para organizar cursos de formación para los camboyanos sobre temas tales como: ¿Cómo perdonar?, La base moral y espiritual de la democracia, ¿Cómo resistir a la corrupción? Muchos de estos programas de formación se llevaron a cabo en el centro de IdeC en Caux, Suiza. Más tarde, varios de estos camboyanos decidieron regresar a su país, en el que tomaron posiciones de gran responsabilidad. Su experiencia de perdón hacia antiguos enemigos les permitió convertirse en agentes de reconciliación.

En 1992, a petición de los miembros del Consejo Nacional Supremo de Camboya, tres equipos de IdeC viajaron a Phnom Penh. Se organizaron varios seminarios en 1993 y 1994 sobre la necesidad de restablecer la confianza, con el fin de construir la paz y la democracia, con la participación de líderes políticos y religiosos y activistas por la paz del extranjero. Este trabajo de reconciliación fue apoyado por el lanzamiento de dos películas en el idioma jemer. La primera cuenta la historia de Irene Laure, una líder de la Resistencia francesa cuya lucha por perdonar a Alemania, y su pedido de perdón a Alemania por su odio, jugó un papel muy importante en la reconciliación entre Francia y Alemania después de la Segunda Guerra Mundial. La segunda película se basa en las escrituras budistas y su fuerte llamado a romper el círculo vicioso del odio y la venganza.

Vea también el artículo "Del sufrimiento a la reconciliación", sobre Chea Vanath (en la foto de arriba)