Login & Registration

Subscribe to our newsletters

Bill Porter (Foto: Blair Cummock)Bill Porter (Foto: Blair Cummock)Bill Porter, fundador de la campaña global de ética en los medios de comunicación, el Foro Internacional de Comunicaciones (ICF, por sus siglas en inglés), falleció esta mañana en Le Touquet, Francia, a la edad de 89 años. Bill había sufrido de problemas del corazón.

Fundó el ICF en Caux, Suiza, en 1990, gracias a su profunda preocupación acerca de la influencia positiva o negativa de los medios de comunicación. El ICF ha organizado unas 30 conferencias alrededor del mundo, involucrando cerca de 2,500 profesionales de los medios de comunicación de 116 países. Tenía 70 años cuando fundó el ICF, el cual presidió por los siguientes 15 años, un papel que consideró la realización suprema de su carrera.

Fundó la edición británica de la publicación multinacional holandesa Kluwer, como Director General en 1970, y llegó a ser el Presidente del Panel de Ley de la Asociación de Editores Británicos.

ICF es bien conocido por su Compromiso Sarajevo, una declaración sobre ética en los medios de comunicación, donde los periodistas fueron invitados a firmar, y que fue lanzado en la conferencia de ICF en la capital de Bosnia en el año 2000. Bill enfatizó el balance entre la libertad y la responsabilidad en los medios de comunicación. Estaba en contra de la censura, y siempre consideró al ICF como una actividad “de conciencia a conciencia”, basada en el compartir de experiencias personales.

Consideró la conciencia como la mejor guía hacia le responsabilidad personal. Para él la conciencia era “una pieza sobresaliente de la alta tecnología que hay dentro de nosotros, aunque a menudo está cubierta por los compromisos de nuestra vida, pero que nos permite elegir el bien por el mal, la verdad por la falsedad”.

Fue una cuestión de conciencia personal que lo hizo lanzar el ICF, luego de leer en el Financial Times que la comunicación en todas sus manifestaciones era la mayor industria del mundo. “Sí, ¿pero será la más responsable?”, se preguntó a sí mismo. Su esposa, Sonja, le dijo: “Si piensas de esa forma, ¿por qué no haces algo al respecto?”. Tres semanas después de que Sonja muriera, siendo muy joven, Bill lanzó el ICF, incitado por sus palabras que llegaron a él con la fuerza de una orden. “Haz algo al respecto – la historia de un periodista” se convirtió en el título de sus memorias, publicadas en 2005.

Uno de los mayores eventos del ICF fue organizado por el Financial Time en su sede en Londres en 1999, presidido por Lord Nolan, quien había sido designado por el gobierno inglés como Presidente del Comité para los Valores de la Vida Pública. Otros eventos del ICF fueron realizados en Sídney, Chicago, Polonia, Sudáfrica, India e Irlanda.

A Bill le gustaba describirse a él mismo, en su caminar hacia la fe, como un “agnóstico caducado”. Reflexionando sobre el ICF, dijo, “Cuando decidí tomar este camino, experimenté una sensación de compulsión interna que nunca me ha abandonado. ¿De dónde puede venir, si no es de alguna fuerza superior en el universo que me guía?