MENU

Wednesday, March 2, 2016

Beverly Almond – una Eterna Aventurera

Michael Henderson hace una reseña sobre el libro de Anne Hamlin acerca de su madre, Beverly Almond. 

Beverly Almond – an Ageless AdventurerComo corresponde a una larga y  valiente vida 'Beverly Almond - una Eterna Aventurera' cubre un amplio lienzo. Su memoria sigue siendo prodigiosa y por lo tanto su hija, Anne Hamlin, ha contado con una cantidad de detalles fascinantes los cuales ha aprovechado para escribir su biografía. Esta incluye su vida desde niña y su servicio secreto en la Segunda Guerra Mundial, así como su fe en medio de la lucha y su devoción por los países del Medio Oriente. Sesenta y uno de esos tumultuosos años compartió con su marido, Rev Harry Almond.

Bev viene de una vida privilegiada y de raíces profundas en la historia de Estados Unidos. Los antepasados de ambos lados de su familia, los Kitchen y los Rodman, eran blancos anglosajones protestantes, verdaderos WASPS (White, Anglo-Saxon and Protestant). Sus antepasados en el lado Rodman descendían de dos peregrinos del Mayflower y varios de ambos lados lucharon en la Revolución Americana por lo que ella califica como una Hija de la Revolución Americana (DAR, por sus siglas en inglés).

Sus padres fueron de los primeros seguidores del Grupo Oxford, ahora Iniciativas de Cambio. Su padre, Vic Kitchen, escribió un libro popular acerca de los efectos del Grupo Oxford en su vida, "Yo  era un pagano". Él fue uno de los pioneros de Alcohólicos Anónimos. En 1934 sus padres decidieron trabajar a tiempo completo con el Grupo Oxford. Su padre trabajaba en publicidad y la utilizó para publicar dichos concisos y buenos consejos, a los que llamó "bombas de tiempo", uno de los cuales se menciona en el libro: "Si tus hijos resultan ser malos huevos, tal vez es porque te has sentado en ellos demasiado tiempo".

En 1941, después de que los Estados Unidos fuera atacado, Beverly buscaba aventura y fue a Washington DC, con ganas de hacer algo por colaborar con los esfuerzos de la guerra. Un tío en la inteligencia militar le preguntó si le gustaría venir y trabajar en el Pentágono. Él habló con el coronel a cargo de la rama especial de la Inteligencia Militar y respondió por ella. Así Beverly comenzó una vida que nadie conocía, hasta mucho tiempo después de que la guerra había terminado.

Beverly Almond

Anne describe cómo su madre no dudó cuando fue invitada en 1943 para ir al otro lado del Atlántico en el momento de las peores pérdidas marítimas aliadas y el bombardeo en Gran Bretaña. Ella se convertiría en secretaria de un oficial de alto rango en un lugar que hemos conocido a través de películas y muchos libros - Bletchley Park - pero ahora incluso podemos obtener una perspectiva diferente a través de esta nueva que nos presenta el libro. La verdad salió cuando su yerno Bryan estaba leyendo un libro sobre esto. En una visita a su casa pude ver la prueba de su logro en el testimonial que recibió por parte del gobierno británico. Su nombre también está en la lista de honor en Bletchley Park.

Fue en ese viaje a Inglaterra, que otra inusual fase de su vida comenzó. En el barco neutral iba un joven, Harry Almond, quien iba como misionero al Medio Oriente. Ella jugaba ping pong y este desconocido le preguntó si podía unirse a un juego de dobles. Antes de llegar a Europa, los dos estaban comprometidos. Se separaron en Portugal, ella siguió a Inglaterra y él fue a Hornos y hasta Basora. Se reunieron luego de tres años. Eso fue en tiempos de guerra, después de todo, pero luego se casaron y estuvieron casados 61 años. Celebraron sus bodas de oro organizando un partido de ping pong.

No voy a tomar más de su tiempo describiendo las aventuras de la familia en el Medio Oriente, donde sus hijos crecieron, su trabajo en y a través del centro de conferencias en Caux (Iniciativas de Cambio centro de conferencias en Suiza), el orgullo que siente por sus hijos, nietos y bisnieto,  el ritmo que tomó en los noventa y su trabajo y compromiso en su pueblo rural de Massachusetts. A menudo le hacen bromas sobre su correspondencia hacia todas partes del mundo, le dicen que sin duda es la única que mantiene el servicio postal de los Estados Unidos en operación debido al volumen de su correspondencia.

Ella sigue siendo valiente. Llamó por teléfono a su familia para decirles, "acabo de vivir una de las experiencias más maravillosas de mi vida". Le dijo a su yerno Bryan que acababa de estar tomando el té al aire libre cuando un oso negro se dirigió hacia el patio justo al lado de ella y dio la vuelta a su silla y para su descontento atacó el bebedero de colibríes. Mientras hablaban, Bev exclamó, "¡Oh, él volverá!" Bryan rápidamente se aseguró de que ella estuviera a salvo dentro de la casa. Pero lo que lo cautivó de la conversación fue que "su reacción a este evento fue puro deleite y asombro, sin ningún temor en absoluto."

Esta historia es una agradable lectura que también proporciona algo de la historia y el alcance de Iniciativas de Cambio con historias personales y un poco de humor.

Beverly Almond – una Eterna Aventurera es publicado por Create Space y lo puedes ordenar directamente a través de su website aquí.

En los EEUU, el libro también está disponible en Amazon.com, $10

En Europa, está disponible en Amazon, £7, o 9 Euros por la versión impresa.

Amazon también tiene una versión electrónica disponible en Kindle.