Historias

Willemijn Lambert at the Women’s International  League for Peace and Freedom’s (WILPF) 100th Anniversary Conference in The Hague.
Willemijn Lambert at the Women’s International  League for Peace and Freedom’s (WILPF) 100th Anniversary Conference in The Hague.

Conferencia del centésimo Aniversario de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad - Día Uno

Martes, 28. Abril 2015

WILPF 100 Día Uno

Willemijn Lambert y Kate Monkhouse de Creadoras de Paz están participando en el la Conferencia del centésimo Aniversario de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad (Women’s International League for Peace and Freedom’s (WILPF)) en la Haya. Aquí están sus reflexiones en el blog del Día Uno.

Madeleine Rees, Secretaria General de WILPF, inauguró la conferencia con una visión general de su enfoque al tema "el poder de las mujeres para detener la guerra”. Ella destacó tres raíces causales fundamentales del conflicto violento para bridar información a las discusiones. Primeramente, nuestra economía política global, incluyendo el (mal) uso del poder y de la justicia; en segundo lugar, el militarismo y violentas masculinidades, con (re) emergentes amenazas de guerra nuclear y las nuevas tecnologías; en tercer lugar, la participación de las mujeres dentro de los sistemas y procedimientos de trabajo para la paz sostenible. Su desafío a las mujeres que asisten a la Conferencia: energizar un movimiento renovado para el cambio hacia el futuro.

Willemijn Lambert and Kate Monkhouse from Creators of Peace are participating in the Women’s International  League for Peace and Freedom’s (WILPF) 100th Anniversary Conference in The Hague."Cada uno de nosotros tiene un papel que desempeñar", dijo, en el estudio de las cuestiones de abuso del poder, las respuestas militarizadas, el capitalismo fuera de control y la degradación de nuestro medio ambiente, y nos recordó que las mujeres formamos parte de una mayoría - porque hay más gente en el mundo que desea la paz y no la guerra. Al observar cómo todos podemos hacer algo, ella citó a su hija de ocho años de edad, que hizo un comentario sobre una tragedia reciente: "ellos no necesitaban matarse unos a otros, mamá, solo tenían que hablar".

La siguiente ponencia en la conferencia fue dirigida por la ganadora del Premio Nobel de la Paz, Leymah Gbowee, quien agradeció que tantas hayan llegado de todas partes del mundo llevando sus preocupaciones en una búsqueda de la paz. Hizo eco al llamado de Madeleine Rees para la acción. Nos dijo que en muchas situaciones, los que sufren se preguntan si "¿las mujeres podemos hacer algo? ¿Podemos hacer algo en el caso de Nigeria, Sudán del Sur, Siria, Afganistán...? ¿Podemos las mujeres ponernos de pie? ¿Podemos hacer de la guerra algo imposible en el mundo en que vivimos?

Después de todos los llamados para abrirnos a la acción, se presentó un panel para explorar los caminos hacia una paz permanente, con sus compañeras también Premios Nobel, Jody Williams, Edith Ballantyne, activista de larga experiencia desde 1941, y Amy Goodman, de Democracy Now. Nos inspiramos en especial por el compromiso de Edith de toda una vida trabajando por la paz, ahora con 93 años de edad, y también por la articulación de Leymah Gbowee de las tácticas que el movimiento de mujeres en Liberia ha empleado en su camino para poner fin a la guerra civil.

Para nosotras como Creadoras de Paz, fue interesante escuchar cómo su estrategia comenzó proveyendo de un espacio personal a las mujeres que habían sido traumatizadas para que enfrentaran su dolor antes de comenzar un proceso de resocialización. Un proceso para que pudieran expresar sus deseos, tales como la elección de un sueño o una experiencia para cumplir, permitiéndoles así comenzar a reclamar su lugar en la esfera pública. También revisaron sus textos religiosos para encontrar nuevas narrativas sobre el papel de la mujer. Les tomo tiempo el organizar y discernir un propósito común que incluía entrar en espacios que previamente habían sido reservados a los hombres. Luego de firmar un tratado de paz, crearon un plan de acción simple para que las mujeres pudieran supervisar los compromisos y protestar cuando algún acuerdo haya sido roto. Después de esto, se aseguraron de que las mujeres estuvieran registradas para votar y juagar plenamente su papel en el proceso político. Se destacó la importancia de la persistencia y presencia a nivel local, y mantenerse enfocadas en su propósito. Este es un gran ejemplo de la "paz en la práctica", como se nos anima a seguir dentro del Círculo de Creadoras de Paz - y una fuerte apreciación del valor crítico de los espacios donde las mujeres puedan compartir sus historias y encontrar una medida de sanación que les sirva de base para apoyar a otras.

El resto del día incluyó la participación en talleres buscando la manera de articular las necesidades de seguridad humana, una película que muestra la vida de las defensoras de derechos humanos que llevan a cabo su trabajo a pesar de las amenazas, y un debate sobre el género mirando a través de las masculinidades y buscando la manera de involucrar a los hombres de una manera diferente. Terminamos el día con un panel para explorar el tema del poder, donde se hicieron apasionados llamados a las participantes de la conferencia para tomar acción en los actuales y crecientes conflictos violentos.

Lee aquí el Blog del Día Dos
Lee aquí el Blog del Día Tres

Traducido al español por Merissa Pimenta, Costa Rica