Noticias

Nicole Thieke with A-level students sponsored by Hallo Kongo

Compromiso con el cambio

Jueves, 17. Octubre 2019

 

Cuando Nicole Thieke (74), nacida en Suiza, ayudó a fundar la asociación alemana "Hallo Kongo" en 2004, para apoyar a las escuelas locales del Congo, no sabía que algún día recibiría la Orden al Mérito del Presidente alemán. La historia de su compromiso con el Congo es un ejemplo de cómo las pequeñas decisiones pueden mover montañas y cómo los encuentros "casuales" pueden empujarnos a cambiar el mundo.

¿Cómo te sientes al haber sido galardonada con la Orden del Mérito de la República Federal de Alemania?

Fue una total sorpresa. Sabía que amigos y miembros de Hallo Kongo habían estado pensando en poner mi nombre para dar a conocer mi trabajo, pero no había habido ninguna respuesta en mucho tiempo. Entonces, el 17 de octubre de 2018, recibí repentinamente esta carta anunciando que el Presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, me había concedido la Orden del Mérito y que la recibiría del Primer Ministro de Baden-Württemberg, Winfried Kretschmann, en Stuttgart (foto). Uno debe ser nominado por otros. Las comunidades e instituciones alemanas animan a los ciudadanos y a las asociaciones a designar a personas especialmente comprometidas y comprometidas con causas específicas.  

Nicole Thieke and Baden-Wuerttemberg’s Prime Minister Winfried Kretschmann (Photo source: https://stm.baden-wuerttemberg.de/de/startseite/)

 

Cuéntanos más sobre Hallo Kongo. ¿Cuándo y cómo te involucraste con la asociación?

Hallo Kongo como asociación fue fundada en 2004 en el sur de Alemania. Actualmente tenemos 103 miembros y nuestro objetivo es apoyar a estudiantes de todas las edades en el Congo. También financiamos la formación continua de los profesores y apoyamos otros proyectos. Sin embargo, nuestro compromiso con el Congo se remonta a 1980, cuando nos pidieron a mi marido y a mí que ayudáramos urgentemente a encontrar un apartamento para un estudiante congoleño y su familia. El estudiante había recibido una beca para estudiar en nuestra ciudad en Alemania, pero necesitaba un lugar donde quedarse para obtener un visado.  

En ese momento, la situación de la vivienda en la ciudad en la que vivíamos era particularmente tensa. Pensamos que era imposible encontrar un apartamento en un solo día, pero decidimos aplicar algo que habíamos aprendido con IdeC: nos sentamos, oramos y reflexionamos en silencio.  

Entonces, de repente, mi esposo tuvo la idea de preguntarle a un pastor que había trabajado anteriormente en África y que vivía solo en una residencia más grande. Le llamó, le explicó la situación y el pator aceptó inmediatamente recibir al estudiante congoleño y a su familia. Tres días después, el estudiante congoleño Jean-François, su esposa Lucienne y sus hijos habían llegado. ¡Aquí es cuando todo empezó! 

 

¿Cómo influyen las herramientas e ideas de IdeC en tu vida?  

El propósito, la calidad de vida y las herramientas que recibí a través de IdeC me liberaron de los miedos egocéntricos. Eso me dio una paz y tranquilidad interior, confianza y una audacia sorprendente para iniciativas concretas, por ejemplo la de Hallo Kongo.  La honestidad conmigo misma también juega un papel importante.  A veces debo tomar decisiones importantes y es esencial poder mirarme a mí misma y a mis motivos con total honestidad, que es un método que aprendí a través de IdeC. Por cierto, ser honesto contigo mismo a menudo ayuda a entender a los demás y qué es lo que mejor los impulsa.  

 

Una de las áreas de enfoque de IdeC es la creación de confianza. ¿Qué papel juega la construcción de la confianza en tu trabajo con Hallo Kongo?

Fomentar la confianza está en el centro de nuestro trabajo en el Congo. Lucienne y yo podemos confiar totalmente la una en la otra. Sin esta confianza no me involucraría ni invertiría el dinero de otra persona en el Congo. La junta de Hallo Kongo confía en Lucienne y su escuela porque la conocen. La junta de la escuela de Lucienne confía en mí y en Hallo Kongo porque me conocen. En ambas directivas hay personas con grandes cualidades que pronto tendrán que tomar el relevo. Lucienne y yo tratamos de ayudarlos dándoles la oportunidad de conocerse mejor y convertirnos en un sólido equipo congoleño-alemán. Y como pudimos crear confianza entre nosotros y el Ministerio Alemán de Desarrollo, ¡ellos acordaron financiar la mayoría de nuestros proyectos en Kinshasa!  

 

Lucienne Munono at kindergarten of her school

 

Desde la nominación de Nicole, "Hallo Kongo" y el equipo de Lucienne han seguido desarrollando sus proyectos. En agosto de 2019 se celebraron en Kinshasa cuatro Círculos de Paz de seis días de duración, facilitados por dos instructoras de África Oriental, como parte de los proyectos financiados por el Ministerio Alemán de Desarrollo y Hallo Kongo. Entre las participantes se encontraban las directoras y sus equipos de cuatro escuelas diferentes, 16 ex-alumnas de la escuela de Lucienne que ahora están en la universidad, y miembros de una organización de mujeres que luchan por los derechos humanos. Los Círculos de Paz tuvieron un impacto positivo en varios de los presentes y ayudaron a cambiar vidas. Nicole está deseando pasar el mes de noviembre en Kinshasa.

Conoce más sobre el trabajo de Hallo Kongo y de Nicole

 

Foto Nicole Thieke y el Primer Ministro Kretschmann: https://stm.baden-wuerttemberg.de