Noticias

Construyendo la Confianza alrededor del Mundo: Suecia

Sábado, 30. Marzo 2019
Author: 

En enero de este año, Iniciativas de Cambio Internacional (IdeC) organizó una consulta en Asia Plateau, el centro de conferencias de IdeC en India. Se reunió a 81 personas de 37 países, quienes son responsables de algunos aspectos del trabajo de Iniciativas de Cambio. La consulta fue llamada "Sangam", que en hindi significa "lugar donde convergen los ríos".  Este nombre expresaba muy bien su objetivo: reunir en un mismo lugar a representantes de Iniciativas de Cambio de todo el mundo, con toda su diversidad y combinar mejor nuestras fuerzas para nutrirnos y buscar solución a todo aquello que nos preocupa.

Las discusiones brindaron a los participantes la oportunidad de escuchar acerca del trabajo de IdeC en otros países. Durante las siguientes semanas nos gustaría compartir tres informes sobre los cuales escuchamos: de Asia, Europa y de Oriente Medio. ¡Esta semana escucharemos sobre el trabajo de nuestro equipo en Suecia!

 

Suecia

Rishabh Khanna: Crecí en India y vine a Suecia hace 5 años. Personas provenientes de 140 países viven en Suecia, y particularmente en Sollentuna, y Jarva, donde nosotros trabajamos. Algunos han venido de situaciones traumáticas. Yo me he dado cuenta que si el trauma no es sanado este se transfiere a la siguiente generación.

En 2013 hubo disturbios en Suecia, los peores en 200 años. Nosotros estudiamos las causas. Encontramos que había tensiones de tipo étnico, conflictos entre clanes de la diáspora Somalí, entre kurdos y otros. Descubrimos que muchos niños sufren de crisis de identidad porque no se sienten completamente suecos ni completamente parte de su propia comunidad. Algunos han optado por el crimen y el vandalismo. Por esta razón es que empezamos con el programa Esperanza en Jarva.

En 2015 condujimos un curso de capacitación para 25 líderes de los diferentes grupos de la diáspora, incluidos algunos excombatientes de Somalia. Luego ellos organizaron diálogos sobre temas urgentes en sus comunidades, como por ejemplo la vivienda. Pronto surgieron grupos trabajando para resolver estos asuntos. Uno de los problemas es el choque entre padres, que vinieron con la cultura de su país de origen, e hijos, que crecieron en la cultura sueca. En 2016 reunimos a padres e hijos en festivales de aprendizaje. Las discusiones, seguidas por tiempos de reflexión en silencio, lograron que muchos pudieran ampliar su visión.

Luego, reunimos a policías, oficiales del gobierno local y jóvenes. Algunos de ellos han decidido reunirse de forma regular. Incluso, durante dos meses tuvieron un espacio abierto donde se reunieron ni ninguna agenda específica, únicamente para tener tiempo de reflexionar juntos.

Nik Dahlström: El Proyecto Esperanza en Jarva nos equipa para trabajar con organizaciones de migrantes. Ahora estamos llevando a cabo un proyecto con apoyo del gobierno con solicitantes de asilo, quienes tienen que esperar dos o tres años para que se tome una decisión acerca de su futuro. ¿Cómo hacer que su vida valga la pena ya sea que puedan quedarse o deban regresar? ¿Cómo hacer para que aprendan sueco? ¿Cómo aprenden sobre la sociedad sueca? ¿Cómo aprenden sobre su propio bienestar y a cuidarse a sí mismos y entre sí?

También trabajamos con el Proyecto de la Unión Europea Emigrantes como Reconstructores, una colaboración entre España, el Reino Unido, Turkía y Suecia, con un enfoque educativo. En otro proyecto, Science City, trabajamos con el sector empresarial. Las empresas no tienen una buena conexión con las sociedades de base, y nosotros les hemos ayudado a establecer ese vínculo. Esto nos ha llevado a organizar un evento anual en el que reunimos a personas de diferentes orígenes y hablamos sobre temas actuales.

¡Mantente atento a esta serie que tendrá 3 partes! ¡Escucha pronto sobre nuestro equipo en Líbano!