Noticias

Creators of Peace Worldwide Women Caux 2019

Creadoras de Paz: Mujeres alrededor del mundo

Sábado, 20. Julio 2019

 

Del 19 al 21 de julio de 2019, 25 mujeres de 17 países se reunieron en la Asamblea General Anual de Creadoras de Paz de 2019 en Caux, Suiza. Inspiradoras constructoras de paz de Camerún, Nepal, Kenia, Australia, el Reino Unido y otros países se unieron para mostrar el trabajo que han hecho a lo largo del año, compartiendo habilidades y dando retroalimentación, mientras celebraban sus éxitos y resolvían sus dificultades.

Después de las bienvenidas y las presentaciones, empezamos con una visión general del lugar que ocupa la mujer en el mundo de hoy. Evaluando una variedad de áreas, desde la economía hasta las relaciones y el cambio climático, la presentación pretendía proporcionar un contexto para el contexto en el que Creadoras de la Paz está operando - junto con otras organizaciones internacionales también comprometidas con el empoderamiento y la asistencia a las mujeres. Destacó las áreas de mejora y progreso, especialmente en relación con el empleo y los derechos sobre la tierra, pero en lo que respecta a la violencia contra la mujer y el acceso a la atención sanitaria, demostró que aún queda trabajo por hacer, reforzando nuestros deseos de luchar por la igualdad y la equidad, y afirmando la importancia de nuestro trabajo para contribuir a un cambio positivo.

El segundo día comenzó con una actividad de grupo donde se nos pidió que consideráramos las actividades de Creadoras de la Paz como parte de un árbol - las raíces (los valores que nos inspiran), el tronco (la actividad que apoya nuestro trabajo) y las hojas y frutos (resultados positivos en la vida de las mujeres y las comunidades). Esto permitió compartir los proyectos que diferentes países habían organizado alrededor del mundo en 2018. Después de nuevas actualizaciones de los países y de reflexionar sobre las lecciones aprendidas a lo largo del año, nos dividimos en dos grupos para compartir distintas habilidades.

El aprendizaje compartido se centró en el acompañamiento y el cuidado del equipo, y las representantes hicieron hincapié en la necesidad de prestar más atención a las facilitadoras con el fin de mejorar y apoyar su trabajo, tanto emocional como económicamente. Acordamos mejorar las comunicaciones a través de controles más regulares y reuniones cara a cara, así como delegando tareas y promoviendo un liderazgo inclusivo. Otras sesiones se centraron en la recaudación de fondos y la evaluación del impacto.

A través de entrevistas realizadas con representantes de Creadoras de Paz de 21 países, nuestro informe mostró que en 2018, se realizaron 88 asombrosos círculos de paz con más de 1000 participantes, dirigidos principalmente por mujeres voluntarias locales. Discutimos los desafíos del proceso de recopilación de datos y formulamos nuevas formas de racionalizar y ampliar la forma en que registraremos las actividades de Creadoras de la Paz en 2019/2020. Una sugerencia fue la creación de un espacio compartido en línea, donde los representantes pudieran registrar sus actividades regularmente durante todo el año.

Luego comenzamos la Asamblea General, donde escuchamos a la Presidenta Amina Dikedi-Ajakaiye, la Oficial Ejecutiva Kate Monkhouse, la Secretaria Anne-Claire Frank-Seisay, la Tesorera Gabi Sebastyen, la Embajadora Daphrose Ntarataze Barampama y la elder Jean Brown. El domingo se celebraron elecciones para el Comité Internacional. Las cinco miembros del comité que continúan: Amina Dikedi-Ajakaiye, Anne-Claire Frank-Seisay, Diana Damsa, Gabi Sebastyen y Luz Stella Camacho fueron reelegidas, junto con las nuevas miembros Birte Finken, Marienne Makoudem, Serena Rix Tripathee y Vinitika Lal. Una moción para que Kate Monkhouse continuara como Directora Ejecutiva fue aprobada por abrumadora mayoría.

Después de la administración y la votación, la coordinadora del Reino Unido, Miranda Shaw, nos dirigió en un taller de artesanía. El artesanado es un proceso social de empoderamiento, acción, expresión y negociación colectiva, que incluye diversas formas de bordado, como el tejido urbano o graffiti con lana (Yarn-bombing) y el punto de cruz, que se identifica fuertemente con los movimientos feministas. Miranda nos guió a coser eslóganes poderosos en telas de bordado, que, junto con una carta, se distribuirán a mujeres inspiradoras que están liderando la paz en todo el mundo.

Finalmente, después de una breve sesión sobre la planificación de acciones y las perspectivas para el próximo año, nuestra reunión llegó a su fin. Nos fuimos sintiéndonos rejuvenecidas e inspiradas, agradecidas por las conexiones que habíamos hecho durante todo el fin de semana, y con una resolución y compromiso fortalecidos para hacer una diferencia en nuestras comunidades a nuestro regreso a casa.