Creando conjuntamente el futuro de IdeC Suiza

Caux Palace photo by Adrien Giovannelli

Creando conjuntamente el futuro de IdeC Suiza

Martes, 28. Julio 2020

 

Tracie Mooneyham habló con Stephanie Buri y Rainer Gude, codirectores de IdeC Suiza, dos meses después de que tomaran el relevo de la Secretaria General cesante, Barbara Hinterman.

Rainer Gude and Stephanie Buri

¿Cómo descubrieron IdeC?

Rainer: Cuando buscaba trabajo, alguien me sugirió que hablara con Cornelio Sommaruga. Este mi invitó a tomar café, comprobó mi nivel de idiomas y luego me preguntó: “¿Has oído hablar de Iniciativas de Cambio?”. “¿Aquello que está en la montaña?”, le respondí, y él me contestó: “Estamos buscando a alguien que haga de representante frente a las Naciones Unidas. Creo que deberías mandar tu candidatura”.

Stephanie: Hace seis años, estaba buscando trabajo en Suiza cuando me encontré en la página web de Caux y vi el Palacio de Caux; en la página, ponía: “Un hogar para el mundo”. Me entusiasmó la idea de tantas personas reunidas que, en otras circunstancias, no se habrían encontrado. Me enamoré del lugar y vi que había una oferta de trabajo, así que solicité el puesto.

¿Cuáles son sus mayores desafíos en su papel de directores?

Stephanie: Para mí, el mayor de los desafíos es no dudar demasiado de mí misma. Cuando una persona adopta un rol de liderazgo, se crean muchas expectativas. Estoy contenta de que seamos dos, de poder decir “Intentemos esto, aunque quizá fallemos”. No hay que tenerle miedo al aprendizaje.

Rainer: Otro gran desafío son las prioridades. Todo es urgente y, en una época de pandemia, todo queda en el aire. Estamos trabajando en tres aspectos que podrían haber sido un proyecto en sí o tres proyectos individuales: la transición durante una época de crisis económica; hacer el Caux Forum en línea por primera vez, y reformar todo nuestro enfoque. Es emocionante, a la vez que intrépido, interesante e intimidante.

Ahora que son codirectores, ¿cómo es su día a día?

Stephanie: Ahora mismo, ¡un montón de llamadas por Zoom!

Rainer: El valor añadido de ser dos es que podemos consultarlo todo con el otro. Podemos decir: “No tengo ni idea… Intentemos darnos un tiempo de reflexión y al menos aclararemos nuestras ideas”. Cuando aceptamos el cargo, el hacer frente a una pandemia mundial no estaba en nuestros planes; sin embargo, cuando uno de los dos se siente más estresado o decaído, se puede apoyar en el otro. En un día normal y corriente, nos ponemos en contacto una vez como mínimo.

¿De qué forma nuestros valores influyen en su enfoque como directores?

Stephanie: A mí me guían, tanto esos valores como otros. Mantenernos firmes a ellos es un desafío contante, diario. Es increíble que esos valores estén afianzados en la organización donde trabajo, pero también forman parte de mi vida personal.

Rainer: Yo siempre me pregunto “¿Qué aspecto tiene ahora el amor?”, ya sea hablando con amigos, fregando los platos, cocinando, escribiendo un correo o trabajando. Cuando juntamos a nuestro equipo o cuando planeamos una estrategia, ¿qué aspecto tiene el amor, la sinceridad, la pureza de intención, el altruismo? El secreto está en ser capaz de volver a empezar cada día y, quizá, muchas veces al día.

No son pocos los ejemplos de líderes que no saben cómo reconocer sus errores. Si uno crea un espacio seguro, esta tarea resulta más fácil. Stephanie y yo tenemos este espacio seguro entre nosotros, y eso nos ayuda a dar con la forma adecuada de ser vulnerables y transparentes con nuestro equipo.

¿Quieres saber qué ha influido a estos dos dinámicos líderes? ¿Quieres descubrir las GRANDES decisiones que han tenido que tomar en el poco tiempo que llevan como codirectores? Si es así, suscríbete a nuestro boletín, Network Focus, para tener acceso tanto a la entrevista completa como a otros artículos exclusivos, reservados para nuestra publicación trimestral. ¡En septiembre llega la próxima edición: “Vida Sostenible”! Regístrate ahora para tener acceso a vídeos de entrevistas, recursos prácticos e historias de transformación increíble.

 

Traducido al español por Mariona Gastó Jiménez