Noticias

De Liderazgo a "Medarbetarskap"

Lunes, 8. Abril 2013
Author: 

De Liderazgo a "Medarbetarskap"

Bhavesh PatelUna de las ideas de Iniciativas de Cambio (IdeC) es muy simple: enfocarse en "lo que es correcto" más bien que en "quién tiene la razón" en cualquier situación particular. "Lo que es correcto" podría referirse a lo que es correcto para:

  • Ti y para mi
  • La comunidad/organización
  • El planeta entero
  • Lo que es una saludable opción ganar-ganar para todos nosotros
  • El futuro que intenta surgir

 

Quisiera relacionar esta idea de "lo que es correcto" con el liderazgo. La mayoría de modelos de liderazgo se enfocan en el individuo como líder. Qué pasaría si "lo que es correcto" es el líder real, más que cualquier individuo, y todos podemos buscar cómo ser orientados en nuestra forma de pensar, sentir y actuar por esta idea. Si "lo que es correcto" es el líder real, entonces el liderazgo podría referirse al carácter y la capacidad necesarios para buscar y ser guiados por "lo que es correcto".

En un mundo que se está volviendo cada vez más complejo, impredecible e interdependiente, tratar de descifrar "lo que es correcto" es todo un reto. "Lo que es correcto" cambia a cada momento porque el mundo cambia a cada momento. Nuestras acciones cambian al mundo, y ese cambio en el mundo también afecta nuestras acciones, lo cual significa que nosotros y el mundo estamos coevolucionando juntos. ¿Cuáles de nuestras acciones realmente cambian el mundo?

El emergente campo interdisciplinario de la ciencia de la complejidad sugiere que el cambio ocurre dinámicamente en situaciones complejas. Esto significa que el cambio puede ser como una avalancha. Una avalancha es provocada por millones de pequeños copos de nieve que crean cambios diminutamente diminutos y en algún momento el sistema completo llega a un punto de inflexión y el siguiente copo de nieve causa la avalancha. Es imposible predecir cuál de los copos de nieve hará la diferencia. Tal vez sea mejor reconocer que todos ellos hacen la diferencia.

Dentro de este escenario, cada acción que realizamos contribuye a la avalancha y también podría ser la que desencadene una avalancha de cambios, para bien o para mal. Esto significa que cada uno de nosotros verdaderamente puede hacer la diferencia en el mundo, cada uno de nosotros puede sumarse a una avalancha de cambios, pero nosotros podríamos no saber exactamente cuál acción será la que desencadene la avalancha o en qué momento ocurrirá. Si cada acción que llevamos a cabo es importante, significa que ya nos ha sido dado el poder para cambiar al mundo, ¡y un gran poder implica una gran responsabilidad!

Cada uno de nosotros tiene su único y diferente concepto de “lo que es correcto”. Esa es precisamente la razón por la cual nos necesitamos unos a otros. Una persona por sí sola simplemente no tiene la capacidad para comprender la complejidad del mundo y llegar a la respuesta correcta. Tal vez aceptar la diversidad nos brinda el camino para poder avanzar. El desarrollo de la comunicación y los viajes durante los últimos 100 años ha hecho que ahora el mundo esté mucho más interconectado. De conocer solamente a una persona en nuestro pueblo, ahora conocemos gente en la aldea global. Diversidad significa experimentar muchas más diferencias en nuestras vidas, desde la ropa que viste la gente hasta la visión del mundo que cada uno tiene.

Las diferencias pueden conllevar conflicto, confusión e incertidumbre, lo cual puede hacer que nos sintamos fuera de control, creando en nosotros miedo y la necesidad de seguridad y monotonía. Las diferencias pueden hacernos más conscientes de preguntas como: ¿en qué creo?, ¿a dónde pertenezco?, ¿quién es mi gente?, ¿quién soy? La identidad y la interdependencia podrían ser la causa y la cura de muchas de las cuestiones que el mundo enfrentará en este siglo.

Una forma de aceptar estas diferencias es a través de la conversación, a través de conectarnos unos con otros, a través de comprender realmente de dónde viene el otro, poniéndonos en sus zapatos y asumiendo que cada persona tiene algo que ofrecer. Nuevas formas de ir hacia adelante, impredecibles en su avance, pueden surgir de este tipo de conversación más profunda. Este enfoque forma la base de muchos nuevos abordajes del liderazgo tales como el facilitador, conversacional, dialógico, colaborativo, cocreativo, interdependiente, entrecruzado, participativo, etc. Cada uno de estos términos tiene un significado diferente y sin embargo el énfasis subyacente es un cambio del liderazgo enfocado en el individuo al liderazgo enfocado en las relaciones y en voltear los unos hacia los otros para encontrar el camino hacia adelante, para encontrar "lo que es correcto". Los suecos tienen una palabra para esto, "medarbetarskap", que no tiene una traducción directa al español. La palabra se mueve más allá de las nociones de liderazgo y discipulado, hacia algo que podría ser llamado "cotrabajo".

El Cotrabajo invita a las personas a entablar conversaciones sobre quiénes somos, en qué creemos, cuál es nuestro propósito, qué hacemos, cómo lo hacemos, etc. Una organización centrada en el humano es la que valora el espacio en el cual verdaderamente nos escuchamos uno al otro. Sin embargo las organizaciones diseñadas como máquinas invitan a la gente a presentarse mecánicamente, como robots con tareas. Otra metáfora es pensar sobre las organizaciones crecientes como si fueran sistemas vivos, lo cual significa que la invitación a la gente también debe ser viva, humana y debe entablar una conversación real del uno con el otro. Las organizaciones mejor organizadas pueden fracasar cuando este tan profundo aspecto de la conversación se descuida. Eficiencia y efectividad no son la misma cosa.

Para investigar más, en donde he aprendido sobre la complejidad, siga este enlace al Human Systems Dynamics Institute: http://www.hsdinstitute.org

Bhavesh S. Patel ha trabajado como voluntario de tiempo completo para MRA/IdeC en Asia, África, Europa y muchas otras partes del mundo, desde 1999 hasta 2007 inclusive. Durante los años 2008 al 2011 trabajó para People Potential, una compañía de capacitación corporativa en Malasia, como capacitador, entrenador y facilitador. Actualmente trabaja como consultor independiente, siendo IdeC Internacional uno de sus principales clientes.

NOTA: Individuos de muchas culturas, nacionalidades, religiones y credos están involucrados activamente con Iniciativas de Cambio. Estos comentarios representan las opiniones del autor y no necesariamente aquellos de Iniciativas de Cambio en su conjunto.

Traducido al español por Luis Alberto Álvarez