Historias

Reunión de alto nivel sobre el Derecho a la Paz

Viernes, 5. Octubre 2012

Captions: Kassym-Jomart Tokayev ( tercero desde la derecha ) Director General de la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra (UNOG) y participantes al evento en ocasión al Día Internacional de la Paz. 21 de septiembre 2012. (Foto: Jean-Marc Ferré)Con motivo del Día Internacional de la Paz, la Misión Permanente de Costa Rica ante las Naciones Unidas en Ginebra, en coordinación con la Sociedad Española para la Ley Internacional de los Derechos Humanos, Iniciativas de Cambio y muchas otras organizaciones no gubernamentales (ONG), con el apoyo de la unidad enlace de ONGs de la oficina de la ONU en Ginebra, organizaron una reunión de alto nivel sobre el Derecho a la Paz.

Después de una breve introducción musical, el evento fue inaugurado por el Director General de la ONU en Ginebra, el Sr. Kassym-Jomart Tokayev. Hubo más de 60 personas presentes de diversas misiones de la ONU y departamentos de las Naciones Unidas, así como muchos representantes de diferentes ONGs.

Participantes a la reunión sobre el Derecho a la Paz, 21 de septiembre 2012. (F oto: Jean-Marc Ferré)El derecho a la paz es un nuevo concepto legal que está siendo promovido por algunos países y organizaciones no gubernamentales. Uno de sus seguidores de toda la vida es el Embajador Mohamed Sahnoun. Se compone de ciertos estándares sobre educación para la paz, desarrollo, medio ambiente y para las víctimas y los grupos vulnerables que pueden ser considerados para apoyar a los fundamentos de la paz. El representante de IdeC ante las Naciones Unidas en Ginebra, Rainer Gude, fue uno de los representantes de las organizaciones de la sociedad civil que informaron a la audiencia sobre "el desarrollo progresivo del Derecho a la Paz". A continuación encontrarán su discurso.

Aunque IdeC en realidad no ha trabajado directamente sobre el Derecho a la Paz en el pasado, en cierto sentido, siempre ha trabajado de acuerdo con este concepto. Dando un vistazo a la larga historia de IdeC encontramos muchos ejemplos de cómo trabajando de acuerdo con las normas éticas y con la convicción de que los seres humanos están destinados a estar en paz unos con otros, nos puede llevar a un verdadero cambio personal y global.

La frase de Frank Buchman "la paz no es sólo una idea, son personas siendo diferentes", tocó la fibra sensible de la gente y ayudó a subrayar que la finalidad del Derecho a la Paz, y la paz en sí misma para el caso, es la gente y no sólo los países o las estructuras internacionales.

El Derecho a la Paz como un medio para fortalecer el Diálogo y la Cooperación

Rainer Gude, Representante de Iniciativas de Cambio ante las Naciones Unidas en Ginebra con motivo del Día Internacional de la Paz. 21 de septiembre 2012. (Foto: Jean-Marc Ferré)(Presentación del Sr. Rainer Gude, Representante de Iniciativas de Cambio ante las Naciones Unidas en Ginebra)

Señor Director General, Señores Embajadores, Representantes de las Naciones Unidas, Representantes de Organizaciones no Gubernamentales, miembros de la Sociedad Civil, buenas tardes. En nombre de la red internacional de Iniciativas de Cambio que represento, en el nombre de nuestra Presidenta, la Dra. Omnia Marzouk, y con un saludo especial de nuestro Expresidente, el Embajador Mohamed Sahnoun, un gran defensor del Derecho a la Paz, les deseo ¡un muy feliz día de la paz!

El Embajador Sahnoun me pidió dar las gracias a los otros copatrocinadores y también elogió los esfuerzos de Costa Rica y otros países que han promovido el Derecho a la Paz. Él considera esto de la mayor importancia, ya que, "puede ayudar a la gente a darse cuenta de que la confrontación y la guerra se inician a menudo al servicio de intereses, sin tener en cuenta las consecuencias para las personas". En una palabra, el Derecho a la Paz y las normas que propone, coloca a las personas en el centro de la cuestión, ya que son los principales beneficiarios de la paz. Sin embargo, la paz sólo es posible cuando las personas prefieren el diálogo y la cooperación y no la guerra. Hemos encontrado que en la promoción de un Derecho a la Paz un fortalecimiento de estas dos capacidades se da como un resultado natural.

Nosotros, en Iniciativas de Cambio, apoyamos el Derecho a la Paz porque creemos que mediante la creación de normas especialmente en el área de educación para la paz, el desarrollo, el medio ambiente y las víctimas y grupos vulnerables, nos será más fácil concebir cómo se construye la paz y cómo se mantiene. De hecho, abordar la paz de esta manera, sin verlo solo como un objetivo inmenso e inalcanzable, sino procediendo a dar pequeños pasos, incluso a nivel individual, ha sido una parte muy importante de la larga experiencia de Iniciativas de Cambio. Sabemos que la guerra no va a desaparecer simplemente por hacer una ley en contra de ella, pero promoviendo normas en diferentes pero interconectados ámbitos que constituyen el fundamento de la paz podremos progresar tanto en el Derecho a la Paz como un concepto como para la paz misma.

Iniciativas de Cambio tiene como objetivo construir puentes entre las divisiones del mundo. Nuestro enfoque es holístico y vincula el cambio global con el cambio personal. Como nuestro fundador Frank Buchman se dio cuenta, no sólo las estructuras, sino la gente, tienen que cambiar para que cualquier cambio sea duradero y para que se logre la paz. Una vez dijo: "La paz no es sólo una idea, son personas siendo diferentes". Mucho antes de que el concepto del Derecho a la Paz fuera formulado, miembros de lo que entonces se llamaba Rearme Moral, nuestro nombre anterior, fueron capaces de unir esfuerzos para comprar y renovar el Hotel Caux Palace, arriba de Montreux en 1946, con el sueño de colaborar con la sanación de Europa después de la Segunda Guerra Mundial. Aún no existía el concepto de un Derecho a la Paz, pero existía una fuerte convicción sobre lo equivocado de la guerra. Entre 1946 y 1950, 3,000 alemanes y 2,000 franceses visitaron Caux, entre ellos parlamentarios, empresarios, sindicalistas y periodistas. Robert Schuman y Konrad Adenauer también estuvieron presentes y rindieron homenaje a Caux por su apoyo en el proceso de reconciliación. Estas conferencias no trataban de promover la paz como tal, sino que promover el perdón y la reconciliación a través del diálogo y empezaron dándole una mirada a sus vidas personales y a sus motivaciones. Podría considerarse como una capacitación a gran escala en el diálogo o incluso un curso intensivo en el Derecho a la Paz. La mayor capacidad para el diálogo y los hábitos de cooperación construídos allí entre todos los niveles de la sociedad fueron de tremenda utilidad en la consolidación de la paz y la reconstrucción posterior de Europa.

Desde entonces, muchas cosas emocionantes han sucedido en Caux, sin dejar de mencionar el hecho de que tres presidentes de Costa Rica nos han visitado. Caux ha sido la incubadora para el cambio y fuente de inspiración de muchas reuniones que incidieron en el proceso que condujo a la independencia de Túnez, en los derechos aborígenes en Australia, los derechos de las minorías en el sur de Tryrol, a sanar tensiones religiosas en el Líbano y muchas iniciativas de paz para Burundi, así como un sinnúmero de experiencias personales de reconciliación. Es un lugar donde se puede aprender el diálogo y donde se puede practicar la cooperación y, por supuesto, dar a luz a muchos de nuestros proyectos de base en más de 30 países diferentes. Nuestro enfoque holístico, que toca a cada una de las normas que el Derecho a la Paz promueve, ha producido lo que podríamos llamar una normalización del diálogo y la cooperación. Creemos que en la promoción del Derecho a la Paz estos ingredientes importantes para la paz serían naturalmente promulgados y fortalecidos.

Lo que el mundo necesita ahora, no son simplemente más tratados de paz, sino un fortalecimiento de los cimientos de la paz y nuestra capacidad de trabajar para ellos. Esto es precisamente lo que el Derecho a la Paz propone y por lo que en Iniciativas de Cambio luchamos.

Muchas gracias a todos por su atención.