Noticias

De una mala administración bancaria a un banco para los pobres

Martes, 15. Mayo 2012

Jeyes ParthibanJeyes Parthiban, Gerente de un Banco en el sur de la India, sostiene que los bancos pueden hacer mucho más para ayudar a los pobres a salir de la pobreza, gracias al microfinanciamiento.

En India, la historia del crédito para las zonas rurales, la lucha por atenuar la pobreza y el micro financiamiento están estrechamente entrelazados. Cualquier esfuerzo por entender uno de ellos sin tomar en cuenta los otros, conduce a una comprensión incompleta de la realidad.

Después de su independencia, la India adoptó una estrategia de desarrollo en la que se veía el crédito institucional como un instrumento poderoso para mejorar la productividad y la reducción de la pobreza. La visión era que hacer préstamos bancarios a los pobres debería ser parte normal de la actividad de los bancos, que la población rural debería tener acceso a crédito suficiente y oportuno y a unas tasas de interés razonables. El gobierno y otros líderes hicieron declaraciones generosas señalando, en cada oportunidad, la importancia que tenía la reducción de la pobreza a través del crédito rural. Hicieron una distinción entre el préstamo comercial y el de carácter social, o sea el sector de préstamos a los pobres. Los pobres no deberían ser los que pedían prestado, sino más bien los favorecidos porque tenían necesidad de ayuda. Consignas muy impresionantes y elevadas por cierto.

Pero la actitud hacia los pobres de aquella época era la de un cinismo cuidadosamente disfrazado. Los pobres no eran vistos como dignos de ser financiados. La visión era que no era posible aplicar los principios comerciales porque lo que los pobres necesitan es caridad y no préstamos. En la medida en que este modo de pensar se hizo más fuerte, fue más difícil que los bancos comerciales aceptaran que los préstamos a los pobres podrían ser una actividad viable. Era el momento perfecto para aceptar la idea de las microfinanzas en el contexto de los préstamos rurales.

Pero el sistema tuvo que esperar casi una década antes de que el concepto del micro crédito sin hacer ningún tipo de retención, fuera algo creíble y estuviera disponible para los pobres. Hoy en día, el préstamo rural es una cartera inseparable del sistema bancario de la India y las microfinanzas están aquí para quedarse. Estos son algunos de los logros que el micro crédito tuvo en la India desde el comienzo:

  • Se redujo la dependencia hacia los prestamistas privados y los usureros – aunque todavía queda un largo camino por recorrer.
  • Se redujo la pobreza y se recaudaron ingresos al ayudar a los pobres a acumular activos y reducir su vulnerabilidad.
  • Como las familias gastan más en educación, el resultado es una mejor asistencia y una disminución en la deserción escolar.
  • Se ha empoderado a las mujeres ayudándoles a aumentar sus activos y aportar a los ingresos del hogar. Ahora tienen más control sobre los asuntos de dinero y las decisiones que afectan sus vidas.
  • Se ha reducido la mortalidad infantil. El acceso a una mejor nutrición y vivienda trae una mejora en la salud y en la capacidad para combatir las enfermedades.

Otro avance significativo ha sido la capacidad de desarrollo, a través de grupos de autoayuda. Se les anima a unirse para reunir sus ahorros y administrarlos haciéndose pequeños préstamos entre los miembros del grupo, sin garantía según sus necesidades. Se estima que 24 millones de hogares pobres han obtenido acceso al sistema bancario formal a través de estos programas de autoayuda.

A pesar de estos importantes logros, grandes sectores de la población todavía no tienen acceso a servicios financieros. Una estimación conservadora indica que sólo el 20% de las personas con bajos ingresos tienen acceso al sistema bancario.

¿Será que esto es un caso de 'mala administración bancaria'?
Hay entonces una urgente necesidad de ampliar el campo de acción y la extensión de los servicios financieros para alcanzar al resto de la vasta población de la India.

Los beneficiarios o sea los pobres del área rural, tienen también la responsabilidad de hacer un buen y prudente uso de los recursos que se ponen a su disposición. Cada necesidad debe se atendida. La codicia no ha de encontrar un lugar en el camino hacia la prosperidad. La desconfianza ha de dar paso a la cooperación. Han de demostrar a la nación, por su sinceridad y honestidad dadas por Dios, que pueden enseñar una o dos lecciones a cualquiera sobre lo que es trabajar duro y ser personas en las que se puede confiar. Tener un empleo a tiempo completo y la posibilidad de generar ingresos ayudará a asegurar que la juventud rural no se deje influenciar o lavar el cerebro por grupos extremistas a que empuñen las armas. Es posible lograr una transformación completa para mejorar las zonas rurales de la India basándose en la honestidad y el desprendimiento. La población rural está lista y esperando. ¿Estará lista la maquinaria del gobierno para llegar con inspiración y con innovaciones a los pobres de las zonas rurales?

Hacia "un Sistema Bancario para los Pobres":
La banca es un negocio integral orientado hacia la prestación de servicios. El crédito rural debe ocupar un lugar muy significativo y no sólo una pequeña parte dentro de la estrategia del beneficio global. En un país como la India, donde la mayoría vive y trabaja en zonas rurales, la banca debe estar "orientada hacia las personas y no hacia el ánimo de lucro". Los bancos, a través de sus sucursales rurales, han desempeñado, y siguen desempeñando, un papel importante en la prestación de servicios financieros a los pobres, sobre una base de autonomía. Sin embargo, los bancos necesitan hacerse a sí mismos preguntas claras acerca de la calidad y cobertura de estas carteras y abordar estos asuntos por medio de políticas y estrategias adecuadamente estructuradas. Por ejemplo, podrían:

  • Asegurarse de que los servicios bancarios estén disponibles para la población rural pobre en la puerta de su casa, abriendo más sucursales rurales con servicios en línea.
  • Llevar a todos los hogares el sistema bancario mediante la apertura de cuentas de ahorro y la ampliación de las facilidades de crédito a todos los miembros elegibles en el hogar.
  • Disminuir el papeleo enredado y largo que requiere de mucho tiempo para abrir una cuenta o hacer un préstamo.
  • Pensar con el individuo o grupo acerca de cual es su necesidad y diseñar esquemas que les generen ingresos, teniendo en cuenta las condiciones locales. Lo que se necesita es pensar menos por ellos y pensar más con ellos .
  • Tener en las sucursales rurales suficiente personal motivado procedente de estas zonas, que garanticen que estarán disponibles, serán comprensivos y amigables con el cliente.
  • Apoyar los préstamos en grupos. Esto une a las personas. Les ayuda a ser responsables no sólo frente a su grupo, sino también frente a su pueblo o aldea.
  • Diseñar planes de recuperación amigables y prácticos, especialmente en momentos de desastres naturales.

Creo que cada hombre y cada mujer tiene el derecho a soñar con una vida mejor, con acceso a alimentos, vestido, vivienda, agua potable, electricidad, buenos caminos y educación para sus hijos. Creo que es responsabilidad de los bancos el asegurar para nuestros hermanos y hermanas menos favorecidos, la oportunidad y los recursos para ayudarles a ayudarse a sí mismos a vivir con dignidad y con respeto de sí mismos. Esto no es caridad, sino un deber.

Jeyes Parthiban es un alto gerente en un banco en Salem, al sur de la India. Siempre ha tenido un interés en las microfinanzas. Un cortometraje sobre él, ‘Banca para el Cambio’ de Pilgrim Films, puede verse en línea aquí.

NOTA: Individuos de muchas culturas, nacionalidades, religiones y credos están involucrados activamente con Iniciativas de Cambio. Estos comentarios representan las opiniones del autor y no necesariamente aquellos de Iniciativas de Cambio en su conjunto.