Historias

Círculo de Paz se lleva a cabo en Kuwait

Lunes, 6. Septiembre 2010

Asiya Mohammed, ex Caux Scholar, quien trabajó con Creadoras de Paz tanto en EEUU como en el Reino Unido, fue invitada a ofrecer una pequeña muestra de un círculo de paz bajo el auspicio del Centro de los Defensores de las Relaciones Árabes Occidentales (AWARE, por sus siglas en inglés), una organización no gubernamental con sede en Kuwait que trabaja para crear una mejor comprensión y promover el diálogo entre Oriente y Occidente. Más de 20 mujeres asistieron a esta sesión introductoria y gracias al entusiasmo demostrado por las participantes, Asiya se animó a organizar el primer círculo de paz en Kuwait. A esta sesión también se reunió Asyah Riaz, trabajadora social de Copenhague quien tiene una gran experiencia en la mediación y el trabajo con las mujeres. Se hicieron amigas inmediatamente y trabajaron juntas para organizar y facilitar el primer círculo de la paz de Kuwait.

En mayo de 2010, el primer círculo comenzó con nueve participantes, principalmente de la comunidad de expatriados. En conjunto, representaban una gran diversidad étnica, nacional, religiosa y generacional. Mientras que algunas eran nuevas en Kuwait, otras se habían convertido al Islam, y ahora considera Kuwait como su hogar.

Desde el primer círculo de paz, las participantes respondieron con gran pasión mientras todas se conectaban en un nivel muy personal. Durante las sesiones sobre la destrucción de la paz, el perdón y la escucha interior, a menudo hubo muchas lágrimas. A medida que compartieron sus historias personales y hablar libremente acerca de la lucha por la paz, ellas discutieron abiertamente sobre la falta de confianza, el miedo, el dolor y la inseguridad. Juntos aprendieron nuevas técnicas para reconstruir la confianza y convertirse en creadores de paz dentro de sus familias, lugares de trabajo y comunidades.

Desde una perspectiva de facilitadoras, Asiya y yo aprendimos mucho una de otra. Intentamos usar nuevas estrategias tales como una caminata de meditación a través de la escucha interior, "Teatro Foro " y pintura. Descubrimos que son herramientas muy importantes que permitieron a las mujeres explorar su vida misma y sobre la paz a un nivel mucho más profundo. A través del teatro y el arte, las mujeres se sintieron empoderadas y descubrieron su capacidad para crear un cambio en situaciones de conflicto. A través de la escucha interior, las participantes adquirieron una nueva perspectiva y cambió la percepción sobre su papel como agentes de cambio.

El mayor logro de este círculo fue que cada mujer, incluyendo las dos facilitadoras, logró alcanzar un nivel más profundo. Algunas experimentaron una transformación personal y supieron que su nuevo acercamiento hacia la paz estaría ahora lleno de colores y sabores con lo que aprendieron en las últimas 6 semanas. Para muchas de ellas, algo profundo dentro de ellas cambió y ahora se sentían más preparadas para resolver los conflictos y las luchas internas de manera pacífica.

¿Qué se llevaron a casa? Algunas de las participantes estaban interesadas en capacitarse como facilitadoras. Una incluso, reservó sus boletos para viajar al Centro de Conferencias en Caux, Suiza, para la formación de este verano. Otra se sintió llamada a hacer círculos de paz donde quiera que viaje en el mundo. Otro decidió compartir lo que aprendió en el círculo de paz en una reunión familiar que se celebrará después de varios años de separación.

Hemos decidido reunirnos en Kuwait para celebrar el último círculo después de la fiesta musulmana de Eid ul Fitr y también hay una lista de espera para un círculo de paz en el otoño. Como facilitadoras, el círculo de paz kuwaití definitivamente ha cambiado nuestras vidas y la de las mujeres que se comprometieron a participar.

Informe de las facilitadoras Asiya Mohammed y Asyah Riaz