Noticias

Talleres de Círculos de Paz en Sudáfrica

Jueves, 5. Mayo 2011

En marzo se llevaron a cabo talleres en Pretoria, Laudium y Ventersdorp. Cada taller tuvo sus propios desafíos.

Portia y Cleo, con el personal del salón de belleza y su propietaria, Hannelie Minnie (Foto: Jackie Euvrard)El salón de belleza se encuentra en el corazón de un barrio de Pretoria, donde la propietaria solicitó que se dirigiera un taller de Círculos de Paz por un período de cinco semanas, no sólo para el personal, que se encontraba dividido debido a problemas personales, sino para ella también.

El grupo era muy religioso por lo que fue difícil encontrar una manera de profundizar más allá de la fachada, que algunas utilizaban para ocultar sus verdaderos sentimientos.

Mientras el taller avanzaba comenzaron a entender más acerca de ellas mismas y de los problemas aún no resueltos en su vida personal, que afectaban su rendimiento en el trabajo y las relaciones que actualmente valoraban en sus vidas.

Al final del taller dos colegas se sentaron y resolvieron sus diferencias y, como un medio para sostener lo que como grupo había aprendido, escribieron una Carta como equipo la cual ahora se encuentra colgada en el salón.

White Blocks es un área sub económica en Laudium, donde hay una alta tasa de desempleo, problemas de confianza en la comunidad, un gran problema de drogas y los jóvenes carecen de motivación y coraje para afrontar todos los retos del día a día. Para colmo de males la policía muestra muy poca cooperación.

Las participantes expresaron cuán desesperadas y derrotadas se sentían a la luz de todos estos problemas. La única forma de poder empezar a ayudar era ofreciéndoles algunas habilidades que les ayudaran a afrontar estas situaciones, empoderándolas para encontrar nuevos ánimos y nueva esperanza.

La representación de roles nos proporcionó algunos momentos importantes donde actuaron como si fueran situaciones reales en la comunidad o en el hogar. Una persona dijo, "Me siento aliviada por dentro porque me he expresado de una manera que no lo había hecho antes".

Una abuela tenía una orden de restricción contra su nieta. Sin que ninguna lo supiera fueron invitados a asistir. La nieta pidió perdón por insultar a su abuela poniéndole apodos y abusando de ella mientras estaba bajo la influencia de drogas.Lágrimas de alegría fueron derramadas cuando fuimos testigos de la reconciliación y la restauración de la confianza entre ellas.

Abuela(izq.) y nieta (3a de izq. a der.) (Foto: Jackie Euvrard)Algunas de ellas se llenaron de valentía para empezar a aplicar algunas iniciativas para las cuales tenían convicción. Los días que pasaron juntas fueron el comienzo de un largo camino de reconstrucción, creación de confianza y esperanza. Un poderoso grupo de esposas de pastores de otras denominaciones de la comunidad negra, invitó a Círculos de Paz para llevar a cabo un taller en Ventersdorp, un pueblo racialmente sensible. Al responder a la pregunta: "Si usted estuviera en los zapatos de la comunidad blanca en la ciudad, ¿cómo enfrentaría las situaciones de una manera positiva?, hicieron una lista y la primera respuesta fue: "pediríamos disculpas por los errores que hubiéramos cometido.""

Taller realizado en la casa de una de las participantes (Foto: Jackie Euvrard)Durante dos días dimos un vistazo a las luchas personales, heridas, rabia y dolor que estuvieran pasando o que hubieran tenido que enfrentar en el pasado. Al final del módulo sobre el poder del perdón, todas escribieron en un pedazo de papel lo que querían dejar atrás y luego lo quemaron, como un símbolo de "dejarlo ir" y entregárselo a Dios.

Como grupo, se reúnen una vez al mes para buscar juntas el camino que Dios quiere que sigan. Uno de los primeros planes que tienen es iniciar una conferencia para la mujer, el 9 de agosto en Ventersdorp. ¡Una iniciativa audaz!

¿Podría ser el comienzo de lo que se necesita para romper con el pasado histórico de la ciudad y encontrar un futuro común? En eso confiamos y eso esperamos.

Portia Mosia
Cleo Mohlaodi
Jackie Euvrard