Noticias

Ruanda – Desarrollo de la Indigenización

Viernes, 20. Septiembre 2013

Ruanda – Desarrollo de la Indigenización

Nombulelo Khanyile and Amina Dikedi-Ajakaiye

En el centro internacional de conferencias en Caux, Suiza, Mathilde Kayitesi, Secretaria Ejecutiva de Umuhuza, una ONG local y miembro del consejo de la Iniciativa de IdeC por los Grandes Lagos se reunió con Nombulelo Khanyile (Sudáfrica) y Amina Dikedi-Ajakaiye (Nigeria) para discutir sobre algunas ideas que tenían sobre Ruanda y cómo el Grupo Coordinador Africano (ACG por sus siglas en inglés) podría ayudarlos con el trabajo que ellos están llevando a cabo con las mujeres y los jóvenes. No teníamos idea de que en menos de dos meses estaríamos en Ruanda.

El ACG programó una reunión en Kenia para evaluar el progreso y futuro del Taller por África. Ya estando en la región, aprovechamos la oportunidad para visitar amigos de Iniciativas de Cambio en Uganda y Ruanda. Aunque nuestra visita a Ruanda fue solo por dos noches, nosotros no la olvidaremos en largo tiempo. Desde el mismo momento en el que llegamos, hasta nuestra partida, estuvimos muy impresionados por el gran desarrollo que ha tenido el lugar, especialmente en Kigali, la ciudad capital que fue devastada por el genocidio en 1994.

Nombulelo and MatildaEstando en Ruanda comenzamos a apreciar cómo los conceptos culturales y los valores adoptados han sido una pieza clave para su desarrollo. Ahora no solo se trata de la participación de los expertos o la responsabilidad de una idea extranjera, sino también de la forma en que el gobierno ha encontrado la manera de recuperar los valores culturales y así fomentar la participación ciudadana en aras del desarrollo. Durante la reunión con la Embajadora Fatuma Ndangiza, Directora General adjunta de la Junta de Gobierno de Ruanda (RGB por sus siglas en inglés), Matilde Kayitesi y Didacienne Mukahabeshimana, (las tres han visitado Caux en diferentes momentos) tuvimos la oportunidad de escucharlas compartir algunos conceptos con nosotros.

Nos quedamos sorprendidas al ver las calles limpias y ordenadas de Kigali. No solo estaban barridas sino que las personas no tiran basura. Todos los últimos sábados de cada mes la gente se reúne para limpiar su barrio. Esta actividad es llamada Mungada. Como si fuera poco, también nos contaron que el Presidente le preguntó a la comunidad si necesitaban ayuda externa para mantener limpias sus casas y vecindarios.

El segundo concepto es Imihigo. Se trata de una idea en la que cada unidad de la sociedad – pueblo, condado o distrito – establece objetivos y plazos para alcanzarlos. Se trata de un contrato de desempeño competitivo desarrollado por las mismas personas con el propósito de satisfacer sus necesidades. Todos los sectores y pueblos deben presentar su Imihigo a la administración distrital. ¡No hay elefantes blancos o proyectos deshonestos y malintencionados! Aprendimos que a la nación entera se le recuerda la necesidad de la dignidad y la autosuficiencia para lograr su propio desarrollo.

Agachiro es otro concepto que nos cautivó y se refiere a la base de la dignidad. La premisa de ésta base reza que no se puede deber el desarrollo sostenible únicamente a la financiación externa. No se puede reclamar dignidad tan solo pidiéndola. Las instituciones e individuos hacen contribuciones apuntando a objetivos de desarrollo específicos. Nos contaron la historia de una estudiante que, llena de orgullo, contribuyó con 100 Francos Ruandeses, el equivalente a 20 centavos de Dólar, para la reconstrucción de su escuela. En el 2012 fueron generados internamente unos 10 mil millones de Francos Ruandeses.

A pocas horas de nuestra partida visitamos el Monumento a La Memoria del Genocidio, en el corazón de Kigali, en donde están enterradas cerca de 250 mil víctimas. Este memorial está ampliamente documentado y da cuenta de cómo era Ruanda antes del genocidio. Al final, dejamos Ruanda sintiendo que en verdad es una nación que representa una gran promesa para África. Nombulelo Khanyile and Amina Dikedi-Ajakaiye 

Ruanda es una nación que carece de recursos naturales como petróleo, diamantes y oro. La mayoría de las personas solo conocen esta nación sin acceso al mar por el genocidio que conmocionó al mundo en 1994; sin embargo, hay registros de que éste pueblo hizo contribuciones a las víctimas del Tsunami en Haití y Somalia. La sabiduría indígena y el hecho de basarnos en las necesidades de desarrollo han ayudado a Ruanda a ser lo que es en la actualidad. De hecho, la embajadora Fatuma de la Junta de Gobierno de Ruanda aseguró que "nuestro principal recurso natural es nuestra gente".

Amina Dikedi-Ajakaiye     Nombulelo Khanyile 

Traducido al español por Luis Felipe Zapata Gómez