Noticias

Greg, Tatjana, Marta, Ulrike, Anka, Christoph, Vasha, Eva

Tendiendo Puentes de Confianza Entre Oriente y Occidente

18 de octubre de 2018 – Mysłakowice/Polonia

Lunes, 11. Febrero 2019

Nueve personas. Un fin de semana.
Un fin de semana parece muy poco tiempo. Y nueve participantes no parece gran cosa visto desde fuera.

¡Pero qué grupo! Además de que los participantes venían de cuatro países diferentes (Polonia, Ucrania, Alemania y Suiza), también provenían de cuatro estilos de vida muy diferentes. Esta diversidad fue el ingrediente que hizo que el fin de semana fuera tan enriquecedor para todos. Uno de los participantes marcó la pauta para el fin de semana: "Siento que somos una familia internacional, tenemos que cuidar los unos de los otros y trabajar con alegría."

A weekend in Poland

La idea de pasar un fin de semana en Polonia comenzó como una convicción creciente de fortalecer la confianza entre Polonia y Alemania. Durante el fin de semana los participantes discutieron formas en que pudieran trabajar juntos para tender puentes de confianza entre el Oriente y el Occidente. Preparar los alimentos y comerlos juntos fueron grandes oportunidades de conocerse mejor unos a otros. Las caminatas en la campiña cercana fueron oportunidades para descansar la mente y el cuerpo, pero también facilitaron que el grupo descubriera más sobre la vida en la campiña polaca. Al llegar la noche, la habitación se llenaba de himnos y canciones populares de Polonia.

Estos momentos fueron muy valiosos, como sucede solamente cuando llegas a conocer a otra persona con quien has comenzado a desarrollar confianza. Esto se consigue a través de la apertura, el compartir y el ser honestos el uno con el otro.

Compartir expectativas, escuchar e intentar comprender a los otros participantes le dio a los extranjeros una idea de lo que es la vida diaria y la situación actual en el país. Fue conmovedor escuchar las preocupaciones y los temores sobre el futuro que fueron expresados por los participantes polacos cuando hablaban sobre política, sus preocupaciones financieras y el impacto que estas tienen en la vida social y personal. Una persona dijo: "¿Cómo puedo hacerme cargo de mi bienestar y al mismo tiempo cuidar de la sociedad en la que vivo?"

Muchos de los integrantes del grupo expresaron la necesidad de sentirse capaces de compartir en un espacio seguro y establecer relaciones sanas y de confianza con los demás. Uno de los participantes dijo: "Quiero ser capaz de salir a mi comunidad local sin sentir miedo de conocer a otras personas y poder encajar ahí."

Nueve personas. Un fin de semana.

Un fin de semana tal vez no parece gran cosa. Pero si las personas están dispuestas a escuchar, a expresarse libremente, y a abrirse a los demás, es un buen comienzo para poder crecer.

En seguimiento, se planificó otra reunión en primavera del 2,019.

 

Traducido al español por Luis Alberto Álvarez Del Vecchio