Tendiendo Puentes de Unidad en Sídney

Tendiendo Puentes de Unidad en Sídney

Jueves, 2. Noviembre 2006

Jane y David MillsAl igual que el ícono de Sídney, el puente Harbour, David y Jane Mills tratan de unir a la ciudad.

Al igual que el ícono de Sydney, el puente Harbour, David y Jane Mills tratan de unir a la ciudad. El año pasado, por todo el mundo, se vieron las imágenes de las confrontaciones violentas que se desataron en las playas de Cronulla, entre anglo-australianos y jóvenes musulmanes libaneses. Pero muy poco se supo de las disculpas que algunos involucrados ofrecieron después del suceso, o de los diálogos cristiano-musulmanes que se han venido desarrollando en la ciudad desde 2003 por iniciativa de David y Jane.

La idea de los diálogos surgió a través de una reunión que David Mills facilitó entre Keysar Trad, presidente de la Asociación de Amistad Islámica de Australia, y Kevin Manning, obispo católico de Parramatta. Una noche, viendo a Trad en la TV, David sintió que debía encontrarse con él e invitarlo para hablar en una conferencia de IdeC que él y Jane estaban organizando para abril de 2003. Después de la conferencia Trad dijo a David que veía que en Australia hacía falta un sentido de valores espirituales y que las personas de todos los credos religiosos deberían trabajar unidas para que la situación de la ciudad cambiara.

David ofreció entonces llevar a Trad a ver al obispo Manning. Entre los tres se inició una amistad y empezaron a pensar en las posibilidades de un proceso de diálogo cristiano-musulmán. La conocida presentadora de radio, Geraldine Doogue, fue invitada a conducir el evento, ella sugirió que se le diera también un sabor cultural. El primer diálogo inició con un banquete libanés, ofrecido por los musulmanes, con música de un cuarteto de cuerdas occidental. "Así empezamos a desarrollar el formato que usaríamos para diálogos similares durante los siguientes tres años", dijo David.

En el primer diálogo un cristiano de origen egipcio habló sobre las actitudes negativas que había alimentado en contra de los musulmanes y concluyó diciendo "esta noche me ha cambiado". Esto fue un gran incentivo para continuar. Por lo menos nueve diálogos se han llevado a cabo hasta ahora, el más concurrido fue de 800 participantes. Donde ha sido posible, se han formado comités para que organicen los eventos, cosa que ha sido parte integral del proceso de aprendizaje. Cristianos y musulmanes no siempre se ponen de acuerdo y han habido serias discusiones. Como David dice, "ellos han tenido que descubrir sus propios caminos".

Uno de estos comités se organizó en Annangrove, parte de "cinturón bíblico" de Sídney y hogar de muchos cristianos conservadores. Cuando los musulmanes sugirieron crear un centro de oración hubo una fuerte oposición y la solicitud de permiso fue rechazada inicialmente por el concejo local, decisión que luego fue revocada. Sin embargo, los sentimientos aún seguían siendo fuertes y en junio de 2004 encontraron afuera del centro una cabeza de cerdo ensartada en una estaca y las paredes del centro manchadas con la sangre del cerdo. Organizaron entonces un diálogo con el tema, "La grandeza de Jesús para musulmanes y cristianos" y otro más recientemente, "El perdón desde una perspectiva musulmana y cristiana", con un panel que incluyó al profesor James Haire, presidente del Concejo Nacional de Iglesias en Australia y la visita del imán británico Dr. Abduljalil Sajid.

Jane Mills creció en Kenia en la época de la revolución de los Mau Mau, en una sociedad dividida racialmente de manera estricta. El miedo y el odio estaban latentes. Sus padres estaban involucrados con MRA (ahora Iniciativas de Cambio). Jane recuerda haber asistido a una de las conferencias de MRA cuando tenía 10 años de edad, en la que vio cómo un campesino blanco cuya esposa había sido asesinada por los Mau Mau y un líder negro que había sido tomado prisionero y cuya familia fue separada completamente (y a la cual nunca encontró), darse la mano ofreciéndose perdón y amistad. Quizá fueron experiencias como ésta las que motivaron a Jane a trabajar por un año como voluntaria en MRA, luego de que su familia se mudara a Australia, donde se encontró trabajando al lado de David en una obra musical.

Cuando David le propuso matrimonio "fue un shock, pasé una semana sin comer". Fue justo antes de la Navidad. "¡Pudo haber escogido otro momento!" Sin saber qué hacer, Jane fue a orar a la iglesia para pedir alguna señal. Mientras oraba, el organista de la iglesia, a quien ella no conocía, llegó a ensayar. Sin vacilar él empezó a tocar a todo volumen la Marcha Nupcial de Mendelssohn y Jane percibió eso como la señal que buscaba.

Mujeres del Círculo de Paz en Sídney
Mujeres del Círculo de Paz en Sídney

En octubre 2005 Jane participó de un "Círculo de
Paz" para mujeres – pequeño y diverso grupo comprometido con realizar una serie de conversaciones estructuradas. "Estos círculos son una manera maravillosa de crear amistades profundas y de animarnos unas a otras a fomentar la paz en nuestras familias y comunidades." Desde entonces Jane ha sido facilitadora de tres Círculos de Paz en Sídney y dos en las Islas Salomón. Inspirado por eso, David tomó coraje y junto a otro valiente hombre han iniciado los círculos de paz para hombres, una fantástica mezcla de "chicos". David ha observado que los hombres no comparten acerca de su vida privada tan fácilmente como lo hacen las mujeres
– ellos preferirían hablar de política. Sin embargo, para muchos de ellos ha sido una experiencia transformadora.

David Mills singing in the Solomon Islands
David Mills cantando en las Islas Salomón con Erin Tukanuku

David es un músico consumado – lo que se remonta a su niñez cuando descubrió que no podía salvarse de lavar los platos, pero sí disfrutar con la guitarra junto a sus hermanos alrededor del lavatrastos. Esto fue a fines de los años 60, la época del idealismo y la música-protesta. Invitado por MRA, David fue a Liverpool donde la guerra era palpable. "De vez en cuando se leía en los periódicos locales - "Ninguna huelga en el puerto de Liverpool hoy." Esta experiencia le hizo pensar que estas situaciones podrían tomar otro rumbo si tan sólo una sola persona cambiara. Una de las primeras canciones que escribió, fue inspirada en Jim Beggs, un líder portuario australiano. "La diferencia la puede hacer una persona ordinaria que decide dejar de ser un espectador y entrar en el ruedo."

Durante los últimos años David y Jane han visitado regularmente las Islas Salomón para apoyar los esfuerzos por tender puentes entre las divisiones que allá existen. En 1999 divisiones étnicas desencadenaron violencia, dejando un saldo de más de 100 muertos y miles sin hogar. "Vi en la TV que la crisis estaba en efervescencia", dijo, "y escuché sobre una reunión cristiana en el Pacífico donde estaría un orador de las Islas Salomón. Tuve la clara intuición de que debía ir a escucharlo. Era una noche fría y casi no voy." Entabló amistad con Matthew Wale en los primeros 15 minutos y continuaron comunicándose. Wale y otros dos de las Islas Salomón llegaron a la conferencia de IdeC en Sídney en 2003 a la que Keysar Trad acudió por primera vez. Impresionados por la combinación tan particular entre espiritualidad y acción práctica que vieron, pidieron ayuda para hacer una conferencia similar en Honiara, su capital. "Fuimos entonces allá y conocimos a los amigos de Mathew. Ellos formaron un comité y con nuestro apoyo organizaron la conferencia..."

La conferencia Alas del Cambio y se llevó a cabo en junio 2004 y tuvo gran impacto. Nacieron nuevas iniciativas, un taller para la policía y la campaña de Elecciones Limpias. David escribió el tema musical de Alas del Cambio:

La tormenta se ha ido, un nuevo día ha comenzado,

Sanando y restaurando – mira qué bien se ha hecho.

Gente íntegra, hace que esta nación sea grande.

Sé la luz que muestre el camino a la humanidad.

Esta canción que ahora se escucha regularmente en la radio de las Islas Salomón, expresa los valores que David y Jane intentan aplicar en su vida.

Mike Lowe